UN EQUIPO DE VERDAD

Agradecido. Así me siento después de que mi Atleti haya caído en semis de Champions. Cualquiera podría haber dado por sentado que la eliminatoria estaba sentenciada en el encuentro de ida en el Bernabéu; sin embargo, el pastor Simeone arengó a su rebaño en rueda de prensa posterior para creer en la remontada. Y, la verdad, le faltó poco. La machada no fue suficiente, pero la ilusión generada durante la semana no fue en vano. En estos días grises donde la esperanza no crece, la labor y el sacrificio que hace este equipo, cuerpo técnico y jugadores, es realmente gratificante. Un entrenador cuyos detractores le achacan su estilo de juego; tosco, dicen. Pero lo cierto y verdad es que su equipo no juega, compite por ser el mejor; y eso conlleva riesgos inasumibles para un ganador nato, como es la frustración de ver cómo se perdían aquellas fatídicas finales. Erigido como un héroe cervantino, sus equipos luchan contra molinos gigantes. Por esa razón, tiene mucho mérito entrar en territorio de ogros cada temporada. En ningún caso se trata de representar aquella famosa frase de Samuel Beckett, sino de romper techos de cristal. En el fútbol, como en la vida, la historia tiene su peso, y parece que hay clubes destinados al éxito sempiterno y otros al éxito esporádico. En esa indigesta locura que supone morir a la orilla de la gloria, que es una constante en los últimos años, se encuentra el componente épico de las mejores novelas de ficción. Como el arduo camino que recorre hasta la victoria final el personaje de Alekséi Ivanovich en la apasionada historia de El jugador, de Dostoievski. Perdidamente enamorado de la joven Polina Aleksándrovna, la cual solo tiene ojos para el juego de la ruleta, Alekséi estará dispuesto a todo, incluso a asumir deudas en el juego para conseguir su deseo. ¿Les suena de algo? Perder la cordura es un rasgo notorio en quienes sueñan despiertos, de lo contrario los sueños no se harían realidad. Por eso estamos orgullosos de este equipo y alentamos siempre desde la grada. Así que no hay motivos para abandonar la lucha. Como dijo Rayo Juanfran, volveremos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s